La máscara de pestañas es uno de nuestros productos de maquillaje favoritos. Usarlo cambia completamente la forma de la mirada, abriendo el ojo y mostrándolo más grande, luciendo una apariencia sensual y muy femenina, por ello en el post de hoy, os enseño cuando es hora de cambiar la máscara de pestañas, como se ha de aplicar adecuadamente para evitar errores y algunos trucos para cuando manchamos la ropa con ella. 

pestañas

Dicen los expertos que lo ideal sería renovar nuestra máscara de pestañas cada tres meses, aunque en realidad podemos usarla durante un tiempo más. La señal inconfundible de que ya has de cambiarla es cuando se hace necesario meter y sacar varias veces la brocha en el recipiente para que se cargue de máscara suficiente.

pestañas

Si tienes la costumbre de hacer eso siempre, !No más¡ Pues con ello entra aire al frasco y la pintura se seca y toma peor estado. Una cosa que sí puedes hacer cuando reemplaces tu máscara es conservar la brocha, sobre todo si pertenecía a un make up de calidad. Lávala correctamente y así podrás usarla con la nueva máscara.

Alguno de los errores más comunes a la hora de aplicar la máscara de pestañas, es que  debe aplicarse desde la raíz a las puntas con enérgicos movimiento en zig-zag. Si lo haces de forma correcta, notarás unas pestañas más gruesas y abundantes, si solo aplicar producto en las puntas, se verán mucho más pequeñas.

pestañas

Es recomendable aplicar dos o tres capas de máscara de pestañas, si utilizas exceso de producto, tus pestañas de apelmazarán y notarás antiestéticos grumos.

Después, al volver a aplicar la máscara de pestañas tenderá a quedarse las pestañas juntas y apelmazadas; por ello, siempre elimina los restos de maquillaje antes de aplicar tu máscara de pestañas.

Estoy segura que en algún momento os habéis manchado una prenda de color blanco con máscara y el rastro de esta no se va, por ello intente con un poco de polvo o gel de Oxi Clean tipo Vanish e incluso un poco de lejía o blanqueador mezclado con agua en un cubo y dejar la prenda en remojo, luego retire. Luego pon la prenda con la cara que esta manchada sobre una servilleta absorbente de cocina, mientras preparas una pasta de detergente con agua y aplica  sobre la zona manchada y deja por 5 minutos, y antes de finalizar uno de los pasos más importante, por el lado posterior al de la mancha, humedece la esponjilla con líquido quita manchas, gel o crema blanqueante y haz presión sobre el revés de la mancha para intentar “trasnferir” al papel,  cambia la servilleta de debajo y repítelo las veces que sea necesario. Y para finalizar a la lavadora. 

¿Quieres más de EVMD?

¡síguenos en Instagram!

© 2018 EVMD Magazine – all rights reserved.

Comments