CUTÍCULAS PERFECTAS y sin complicarte

Las famosas cutículas son esas antiestéticas pieles finas que aparecen alrededor de las uñas y consiguen acabar con todo el encanto de tus manos.  Se forman bajo la raíz y van creciendo progresivamente hasta envolverla por completo. Al salir a la superficie quedan pegadas, sobre todo, en la base, creando un efecto de manos descuidadas que no nos gusta nada.

Su función es básica, protege y sella la uña para evitar infecciones. Algunas personas tienen las cutícula muy desarrolladas, es decir, que ese trocito de piel sale demasiado hacia el cuerpo de la uña impidiendo que el resultado de la manicura sea ni el más óptimo ni el más estético. Otras personas, sin embargo, no tienen ningún problema con la longitud de sus cutículas, por lo que sólo tendrán que preocuparse de mantenerlas hidratadas.

Nosotras estamos totalmente en contra de cortar las cutículas ya que se corre el riesgo de que la uña crezca mal o sea presa de cualquier infección oportunista, por lo que no debe eliminarse nunca a golpe. Por eso, seguro que has leído mil y un veces que las cutículas no deben cortarse pero lo que sí te recomendamos es suavisarla y quitar el exceso.

Aquí te dejamos los materiales que vas a necesitar y las instrucciones para tener las cutículas, sanas y bonitas.evmd3.pngevmd2.png

  1. Agrega agua y un poco de jabón líquido en un recipiente.
  2. Humedece tus uñas por un par de minutos y luego sécalas con una toalla limpia.  
  3. Con un palito de madera da movimientos giratorios en todo la uña para retirar la piel muerta.
  4. Si notas algún exceso retíralo delicadamente con una tijera pequeña, pero recuerda de no cortar demasiado ya que te puede salir sangre. 
  5. Por último aplica crema hidratante en todas las cutículas haciendo un pequeño masaje para que penetre  y estén bien hidratadas.

 

Recuerda que para olvidarte de las cutículas definitivamente, tendrás que cuidar tus manos diariamente. Aprovecha la ocasión y cada vez que utilices crema corporal hidratante o solar, no te laves inmediatamente las manos. Extiende los restos por tus uñas y deja que actúe durante un tiempo, asi evitaras que se resequen y con el tiempo tendrás cada vez menos de estas pequeñas y molestas pieles. 

😉

Comments

EVMD