La adicción a las “selfies” ha sido oficialmente reconocida por los científicos de la Asociación Americana de Psiquiatría como un trastorno mental. Al mismo tiempo afirman que actualmente no hay tratamiento para este tipo de trastorno.

Tanto famosos como anónimos disfrutan de inmortalizar “ese momento” en diferentes situaciones de su vida cotidiana. La fiebre por los “selfies” ha llevado a los investigadores de la Sony Brook University de Nueva York a concluir que el uso excesivo de esta moda puede provocar una predisposición a desarrollar un trastorno de ansiedad y depresión en los adolescentes, sobre todo en las mujeres, que tienden a comparar sus realidades con las que ven en este mundo “ideal” de las redes sociales. Muchos expertos, nos advierten de la asociación entre narcisismo o baja autoestima y la obsesión por sacarse este tipo de fotografías.

Según los psiquiatras, el “selfie” se define como un trastorno obsesivo compulsivo caracterizado por un constante deseo de fotografiarse a sí mismo y compartir fotos en las redes sociales para compensar la falta de autoestima y para llenar un vacío en la intimidad.

OMG! ¿quien lo hubiera dicho?

¿Quieres más de EVMD?

¡síguenos en Instagram!

Comments